Archivo

Archive for the ‘Negociación y Contratos’ Category

Video charla “Negociando con el DIABLO”

IV Encuentro Especialidad Industrial “Industriales conversan de… Negociando con el DIABLO”

Video de la charla “Negociando con el DIABLO” en el Colegio de Ingenieros, el miércoles 9 de Noviembre de 2011, por el ingeniero civil industrial Felipe Gormaz Arancibia. Una presentación del Método de Negociación de Harvard, con algo de teoría, un toque de humor y antecedentes históricos.

El título viene del libro homólogo del famoso profesor de Harvard Robert Mnookin (ver reseña del libro “Negociando con el DIABLO” por Robert Mnookin).

Los ejemplos fueron “chilenizados”, para nuestra realidad contingente.

Charla “Negociando con el DIABLO” (parte 1 de 2)

Charla “Negociando con el DIABLO” (parte 2 de 2)

INVITACIÓN IV Encuentro Especialidad Industrial “Industriales conversan de… Negociando con el DIABLO”

IV Encuentro Especialidad Industrial

“Industriales conversan de… Negociando con el DIABLO”

Miércoles 9 de Noviembre a las 19:00 horas

Club del Ingeniero o Cafetería

(Av. Santa María 0508 – Providencia)

¿Se debe negociar con el DIABLO? Esa es la interrogante principal que se plantea en esta charla. Contaremos con la presencia de Felipe Gormaz Arancibia, Ingeniero Civil Industrial, Socio y Director de Le Verrier Asesorías Financieras.

Ver video de la presentación (parte 1 de 2)

http://vimeo.com/34200280

Leer más…

Libro “Negociando con el DIABLO”, Robert Mnookin (2010)

“Negociando con el DIABLO”, Robert Mnookin (2010), 343 páginas

Robert Mnookin, abogado y profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Harvard, Director del Programa de Negociación en la misma escuela.

Con un provocativo título, nos introduce al fondo de las negociaciones consideradas extremas. Parte con el análisis de algunos casos históricos, como el de Winston Churchill en 1940 con los nazis ¿debe negociar Churchill? Incluye también el caso más reciente de Nelson Mandela, tras asumir la presidencia en Sudáfrica en 1991.

Se presenta un interesante y complejo caso empresarial, que involucra a IBM por una guerra de licencias de software contra Fujitsu.

El libro termina con ejemplos menos conocidos, pero igual de complejos, como son un caso de divorcio “a muerte” y una guerra entre hermanos.

La conclusión del libro, en palabras del autor, es: “¿Se debe negociar con el diablo? Si se me presionara para responder esta pregunta en una frase, ésta sería: No siempre, pero más frecuentemente de lo que uno pensaría.”

Recomendable, entretenido, original y práctico.

Ver en Feria Chilena del Libro

Asista gratis a la charla “Negociando con el DIABLO”, Colegio de Ingenieros de Chile, Av. Santa María 0508, Providencia. Miércoles 9 de Noviembre de 2011, a las 19:00 horas.

Ver video de la presentación en el Colegio de Ingenieros aquí.

Ver más información en LE VERRIER, o en el sitio web Consejo Especialidad Industrial.

Confirmar en teléfono 570 19 14 o al mail metropolitano@ingenieros.cl 

¿Qué es un contrato?

En el día a día de nuestra rutina normal, “celebramos” contratos constantemente, sin que seamos concientes de ello. Al subir y pagar por un pasaje del Transantiago, las partes convienen en un contrato de transporte. Cuando compramos una BigMac en un local de MacDonald’s, se celebra un contrato de compraventa de servicios. Y así sucesivamente durante el día…

Para celebrar un contrato no es necesario firmar o ni siquiera que el acuerdo conste por escrito. En general, basta con el consentimiento mutuo, o incluso con ejecutar actividades, que significan la aceptación tácita de voluntades en ese sentido.

Bajo la ley chilena, se define el contrato en el artículo 1438 del Código Civil como “contrato o convención es un acto por el cual una parte se obliga para con otra a dar, hacer o no hacer alguna cosa. Cada parte puede ser una o muchas personas“.

Son 5 los requisitos básicos que debe cumplir un contrato para que sea válido (Saieh, Cristián, Derecho para el emprendimiento y los negocios), que son los siguientes:

  1. Que la voluntad de contratar no esté viciada por error, fuerza o dolo.
  2. Que sea lícito el conjunto de derechos y deberes de que versa el contrato; esto es, objeto lícito. Por ejemplo, no es lícito contratar un servicio de descarga de basura en una plaza pública.
  3. Que sea legítimo el motivo que induce a contratar, es decir que tenga una causa lícita; así, no es posible celebrar un contrato para perjudicar al Fisco.
  4. Que los contratantes no esté inhabilitados para contratar; esto es, que sean legalmente capaces para ello- Por ejemplo, no puede comprar un automóvil un menor de 12 años.
  5. Por último, el cumplimiento de formalidades especiales (en cierto tipo de contratos) cuando sea necesario por ley, siendo las más frecuentes que el contrato conste por escritura pública o por escrito. Por ejemplo, la compraventa de un bien raíz.
A %d blogueros les gusta esto: